El cáncer nos arrebató la magia del solo de guitarra: El fortuito adiós de Eddie Van Halen

Esta tarde de martes el mundo se impactó ante la inesperada partida de Eddie Van Halen. Considerado como el guitarrista más influyente de los 80’s, el último héroe de las guitarras, quien, acompañado siempre por su mujer Janie, su hijo Wolfgang, y su hermano y baterista de la banda, Alex lamentablemente perdió la vida en un hospital de California, batallando contra un cáncer de garganta detectado hace una década. Fundador de un sonido propio, fresco y revolucionario, que dejó una huella inspiradora en las próximas generaciones de artistas y fanáticos del mundo del rock.

Su apellido se consolidó en la cumbre de las grandes bandas de todos los tiempos: “Van Halen”, con casi 50 años de actividad y formados en 1972 en Pasadena, California, se transformaron en sinónimo del sonido playero de la costa oeste. Eddie fue el prócer de “cómo remecer a una audiencia a estadio lleno”, y la respuesta, fue el tema que abre su disco homónimo y debut de 1978: “Running with the Devil”, con un vocalista desbocado como David Lee Roth y una banda afilada disparando acordes. Todo era espectáculo, show y canciones con ánimo de fiesta con un toque de striptease y artes marciales. A continuación que suene “Eruption”, que en un minuto y cuarenta y dos segundos, redefine la guitarra a punta de golpes en las cuerdas. Eso, era Eddie Van Halen.

El primer disco fue un fenómeno de masas inmediato, sobre todo en el público gringo, que luego de casi dos décadas sometidos a la invasión británica, nació un cuarteto que se convirtió en los pioneros nativos del rock pesado. Eddie particularmente fue un artista excepcional, su influencia estuvo a la par con Jimi Hendrix, Eric Clapton o Stevie Ray Vaughan. Un revolucionario de la guitarra eléctrica, fue quién popularizó la técnica del “tapping” que aproximó las posibilidades de acercarse al sonido del piano, radicalmente él le dijo al mundo lo que el instrumento de las seis cuerdas podía y debía hacer.  Además, todo el proceso creativo pasaba por las manos del hoy difunto. Fuente de inspiración de muchos músicos quienes supieron que a través de las dos manos libres se podía expresar el amplio abanico de emociones. De hecho, el videojuego Guitar Hero, se llama así porque él existió alguna vez.

Es tanta la influencia de su técnica, que hasta Michael Jackson lo reclutó para ser él quien realizara el solo de guitarra detrás del éxito “Beat It”. Nunca supo leer música, sin embargo, cambió la concepción de lo que era el rock pesado. En una entrevista para la revista Rolling Stone declaró “No sé una mierda sobre escalas o teoría musical. No quiero que me vean como la guitarra más rápida. Mi influencia es el rock and roll y el blues. La guitarra debe ser melodía, velocidad y gusto. Y algo más importante: debe tener emoción”. En efecto, durante algún tiempo, innovaron a través del virtuosismo que fie parte su vanguardia como grupo. Eran brillantes, sorprendentes y rápido. Eddie los pasó a llevar con su mixtura de velocidad y experimentación, y el resultado fue, por una parte, una garantía de éxito en ventas, pero lo que es más importante, elevó los referentes y los estándares de la música comercial. Van Halen inspiró a intérpretes quienes tomaron sus solos y composiciones como un desafío a superar. Para ser Van Halen, hay que dejar la vida en el instrumento.

Eddie fue percusor de un sonido único en un proceso propiamente auténtico. Fabricaba efectos, hasta se dio el lujo de tener su propia guitarra, la conocida Frankestrat, bajo el sueño de fusionar las cualidades de las marcas Gibson y Fender, como también, tuvo su propia línea de amplificadores. Era un músico artesano, martillado y machacado por sus propios dedos. Muchos artistas no los conocen. El género del rock ve como se apagan sus estrellas y cómo aquella música se vuelve un tesoro de culto y ajena a las nuevas generaciones. Si tenemos que elegir a una banda y un guitarrista que haya cambiado el paradigma del rock, debe tener en su apellido: Van Halen.

Por Guido Rojas Olave

Escucha nuestra playlist en homenaje a Eddie Van Halen:

 

 

 

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts